Cómo hacer un estudio de mercado sin ser un experto

Cómo hacer un estudio de mercado sin ser un experto

En este artículo te explicamos los pasos a seguir para elaborar tu propio estudio de mercado sin necesidad de hacer una gran inversión. Localiza, recoge y analiza información relativa al mercado, clientes y competencia.

La incertidumbre suele estar presente en la vida de todo emprendedor, pero mucho más en los momentos de inicio de un negocio o cuando lanzamos un nuevo producto o servicio. En esos casos es normal que nos invada la duda pero, aunque normalmente confundimos emprender con aventura, la inseguridad es una mala compañía y no nos va a ayudar a sacar adelante nuestra empresa. Lo mejor es que antes de meterte en camisas de once varas conozcas tu mercado con un estudio que te revelará aspectos importantes a tener en cuenta antes de emprender.

¿Qué es un estudio de mercado?   Es una herramienta muy útil para sopesar los pros y los contras de un proyecto empresarial, determinar el camino de nuestro negocio y atraer clientes. Además, es la mejor manera de conocer cuáles son nuestros potenciales competidores e identificar los segmentos de mercado en los que nuestro producto o servicio tendrá buena acogida.

Algunos emprendedores evitan realizar este estudio por miedo a que los resultados no sean lo que esperaban y que éste revele que el producto o servicio no es tan perfecto como ellos creían, aunque el principal motivo para no hacer un estudio de mercado suele ser el precio. En este artículo te explicamos los pasos a seguir para hacer tu propio estudio de mercado sin necesidad de hacer una gran inversión. Localiza, recoge y analiza información relativa al mercado, clientes y competencia:

 

Analiza el mercado

Hoy en día vivimos rodeados de un exceso de información que nos puede ahogar fácilmente en un mar de datos. Así que, antes de lanzarte a recopilar, define claramente qué necesitas, para qué y dónde puedes localizar la información. ¿Por qué haces un estudio de mercado?

Una vez sabes cuál es tu objetivo, aprovecha los recursos que te ofrece internet para obtener informes, estadísticas y artículos sobre la situación de tu sector y el crecimiento del mercado.  Tienes la posibilidad de visitar las webs de asociaciones de empresarios y otros organismos oficiales de los que puedes obtener estadísticas, datos y censosde tu sector. A través del análisis de estos recursos podrás conocer las últimas tendencias, las áreas en expansión, los últimos desarrollos tecnológicos y cómo puedes usarlos a tu favor. Esta valoración te llevará a determinar si el mercado tiene necesidad o deseo de tu producto o servicio.

 

 

Datos sobre tu público

Define la localización geográfica donde vas a vender tu producto o servicio, y a continuación, estudia las características de la población en esta área: su nivel medio de ingresos, la tasa de desempleo y otros factores demográficos que puedan influir. Por otra parte, si tu producto o servicio va dirigido a las empresas, determina el tipo de industria, el tamaño de la empresa y quién o quiénes son los encargados de tomar las decisiones de compra.

Encuesta de opinión. Es imprescindible que sea corta. Con unas 10-15 preguntas que puedan ser respondidas en un par de minutos, obtendrás información para detectar la demanda de tu producto en la zona donde piensas ubicarte.¿Sobre qué deben tratar las preguntas?

o   Qué estilo de vida tienen tus potenciales clientes

o   ¿Por qué comprarían tu producto?

o   ¿Qué necesidad quieren satisfacer al comprarlo?

o   ¿Quién es tu competencia real?

o   ¿Cuál es la principal ventaja competitiva de tu producto o servicio?

o   ¿Cuánto cobra la competencia por sus productos y servicios?

o   ¿De qué manera llega la competencia a sus clientes?

o   ¿Qué imagen tiene tu empresa en comparación con tu competencia?

o   ¿Qué piensan del nombre, colores y resto de características de tu marca?

o   ¿Qué mejoras creen que deberías hacer a tu producto o servicio?

o   ¿Qué precio estarían dispuestos a pagar?

o   ¿Dónde viven las personas interesadas en tu producto?

o   ¿Cuáles son las tendencias actuales en el sector?

o   ¿Dónde comprarían tu servicio o producto?

  ¿Dónde, cuándo y cómo usarían o consumirían tu producto o servicio?

o   ¿Qué otros productos complementarios a tu producto estarían dispuestos a comprar?

 

 

Investiga y analiza a tu competencia

Estudiando conjuntamente los datos de mercado y de público llegarás a conclusiones acerca de tu competencia. Es fundamental conocer quién está haciendo las cosas bien y quién no, lo que te ayudará a identificar oportunidades de negocio y tendencias de mercado. Este estudio te dirá con quién te enfrentas y te permitirá establecer estrategias para obtener una imagen clara de las posibles Amenazas, Oportunidades, Debilidades y Fortalezas (Análisis DAFO).

Estas son las cinco actividades de bajo coste que te proponemos para analizar a tu competencia, preferentemente antes de abrir tu negocio:

1.       Visita presencial.

Visita a tus principales competidores como una buena manera de ir aumentando el conocimiento de la clientela: características socioeconómicas, productos más demandados, impulsos y motivaciones de compra. Recorre personalmente la zona que has elegido para ubicar tu negocio, preferiblemente acompañado de alguien de tu plena confianza. Cuatro ojos ven más que dos. Identifica negocios que ofrezcan los mismos servicios o productos que tú, analiza su ubicación, horarios y clientela. Este análisis quizá te aporte ideas para tu proyecto que no has considerado.

2.      Webs y redes sociales.

Una información importante es la relacionada con el modo en que nuestra competencia usa recursos online. Analiza qué acciones llevan a cabo y si les son efectivas o no. Para ello puedes hacerte estas preguntas:

  • ¿Tienen página web? ¿Y blog?
  • ¿Qué tipo de arquitectura tiene la web? ¿A qué categorías se les da más relevancia?
  • ¿Tienen un diseño visualmente llamativo?
  • ¿Crean contenidos propios? ¿Qué palabras clave utilizan?
  • ¿Publican ofertas o promociones especiales?
  • ¿En qué redes sociales están presentes?
  • ¿Tienen una comunidad activa de seguidores?
  • ¿Se comparten sus contenidos?
  • ¿Cómo interactúan con sus clientes? Importante saber si son activos a la hora de atender las consultas y comentarios de los seguidores, y cómo reaccionan ante comentarios negativos.

3.      Analiza los recursos publicitarios de la competencia.

Busca todo el material publicitario de tus potenciales competidores: anuncios en periódicos, catálogos, y si te es posible, analiza la presentación de sus productos. Así conocerás la estrategia comercial de los demás y tendrás las claves para ajustar la tuya, si es necesario.

4.      Plano de situación.

Realiza un plano de situación de la competencia y radio de acción. Esta herramienta toma relevancia cuando el negocio es local. En ese caso, sitúa a tus principales competidores definiendo el radio de acción para clientes que pueden acudir a pie y también en coche.

5.       Localiza y analiza a los líderes del mercado.

Para alcanzar el éxito la mejor estrategia es aprender de los mejores. Así que identifícalos y analiza la estrategia comercial de las empresas líderes en tu sector.

Como ves, para realizar tu propio estudio de mercado no necesitas una gran inversión económica. Solamente un poco de tiempo y bastante trabajo analítico que te permitirán conocer el sector en el que quieres desarrollar tu nueva idea de negocio.

La música aumenta las ventas de los comercios

La música aumenta las ventas de los comercios

No es lo mismo trabajar con Chet Baker que con The Chemical Brothers de fondo. Las ventas en los comercios pueden aumentar hasta un 32% dependiendo del tipo de música que suene.

Decoradores musicales aseguran que la música tiene un impacto social evidente, nos ayuda en las relaciones y nos cohesiona. Dependiendo de la elección, se ve afectado el ritmo de trabajo, la concentración de los trabajadores o las ventas del negocio, si este es un comercio.

 “Todos los negocios o eventos son diferentes, y esa diferencia tiene que ser evidente utilizando la música como herramienta”, explica Paloma Oliveira, co-fundadora de La Aguja.

Algunos estudios indican que un comercio puede aumentar hasta un 32% los ingresos dependiendo de la música que suena.

Los empresarios están interesados en potenciar la experiencia que ofrecen a sus clientes, les gusta cuidar los detalles, buscan fórmulas para diferenciarse de la competencia y tener una seña de identidad. Obviamente, siempre buscando aumentar los ingresos. ¿Cómo lo hacen? Lo primero que hacen cuando alguien solicita sus servicios es un estudio de marca para definir lo mejor posible las necesidades de cada cliente. Concretan las especificaciones del cliente, el tipo de negocio o evento, el horario, la clientela… Una vez hecho este estudio, buscan una analogía musical que identifique perfectamente al cliente y desarrollan la lista de reproducción que mejor personalice sus gustos y necesidades comerciales.

Decorar con música

“Cada vez se cuidan más los detalles en los establecimientos, pero la música no recibe el mismo cuidado”, Por ejemplo, los restaurantes estudian la disposición del espacio, la iluminación, el mobiliario, la vestimenta o incluso la vajilla, pero pocos planifican con detalle la música. Y a pesar de haber cuidado todos aquellos elementos, una mala elección musical puede enturbiar la experiencia. Si tienes un restaurante de comida rápida y pones jazz, por ejemplo, ralentizas el servicio y desaprovechas tiempo, negocio y buena música. De la misma manera, si creas un ambiente acogedor pero pones música estridente, la estancia en tu local será desagradable.

Otro ejemplo claro: inviertes mucho tiempo y dinero en tu boda, es uno de los “momentos más especiales de tu vida”. Cuidas todo, vigilas y coordinas con precisión el vestido, las flores, los invitados, el menú… pero acabas considerando la música del cóctel o de la fiesta como algo secundario, y solo piensas, en el mejor de los casos, el tema con el que comenzará el baile. Es un gran error: la música crea precisamente los momentos que más tiempo permanecerán en la memoria de los invitados, de igual manera se relaciona con la música que suena en cada comercio

“Podemos cerrar los ojos, pero no los oídos”.

La música ayuda a vender

Existen estudios que demuestran que las ventas aumentan dependiendo de la música que se utiliza. Hay veces que el negocio necesita agilizar al cliente para aumentar el número de ventas (por ejemplo, un supermercado o una tienda de ropa los viernes por la tarde) o hay veces que es necesario crear un ambiente tranquilo y agradable para generar una experiencia que invite al cliente a consumir más (un determinado tipo de restaurante, por ejemplo). De la misma manera que el orden de los pasillos o de los productos que hay en cada estantería tienen un orden muy estudiado para aumentar las ventas, una buena elección musical consigue el mismo efecto.

Sin embargo, está poco extendido este concepto de decoración, y a los propietarios de negocios les cuesta ver la relación que hay entre una buena selección musical y el producto final que ofrecen a sus clientes.

¿Por qué salir a divertirse es clave a la hora de tener éxito con tu negocio?

Aristóteles dijo que “El hombre es un ser social por naturaleza”, refiriéndose básicamente a que los humanos necesitamos del prójimo para sobrevivir.

Esta frase toma mucha más fuerza cuando de emprendimiento o de negocios se habla. Pues es gracias al buen relacionamiento que muchas empresas han prosperado, pero ojo, gracias a las malas relaciones, otras se han quedado en el camino.

Básicamente, un contacto es la relación que se establece entre dos o más personas, así pues en este grupo entran; familiares, amigos, conocidos, compañeros de trabajo, colegas, etc.

Y si uno va mucho más allá, el círculo de esas personas también puede pertenecer al nuestro de forma indirecta.

Los contactos son clave a la hora del emprendimiento, pues gracias a ellos es que uno resuelve problemas, genera ideas, encuentra colaboradores, conquista clientes, hace alianzas estratégicas y un sinfín de beneficios que nos llevarán al éxito.

Ahora bien, sabemos que el camino del emprendedor es una pista de obstáculos los cuales debemos superar con garra y buena energía, pero tal vez el obstáculo más difícil de superar y hasta diría que roza con lo imposible, es haberse relacionado con las personas equivocadas. Ya sea por envidia o por maldad, esas personas harán hasta lo imposible por verte fracasar, no solo por sus actos, también toca estar atentos a los malandros y corruptos que abundan en nuestro continente. En este caso lo mejor es hacerle caso al instinto, preguntarle a la gente y al primer signo de duda alejarse lo más rápido posible sin hacer mucho ruido.

Como en una relación amorosa, en las relaciones personales las dos partes tienen que ganar algo, por tal motivo es importante que estemos atentos a lo que los demás necesitan.

Y si estamos en la capacidad de dar la mano no podemos dudarlo, porque el día de mañana esa persona tendrá algo que nos sirva a nosotros y no lo pensará dos veces antes de tendernos el brazo y decirnos:

“tú me ayudaste ayer, ahora es mi turno”

En estos tiempos es muy fácil hacer crecer nuestra red de contactos gracias a las nuevas tecnologías y a las redes sociales, las cuales son el canal perfecto para mantener una comunicación constante con nuestra red. La plataforma más popular, y la cual se dedica a conectar personas con los mismos intereses es LinkedIn, sin embargo Facebook y Twitter no se quedan atrás. Si bien son herramientas útiles para que te conozcan, también pueden ser el destructor de tu imagen.

Si te interesa tener contactos que te ayuden en tu emprendimiento ten cuidado con tus publicaciones, no querrás que las personas se armen una imagen negativa de ti.

Sin perder nunca de vista tus objetivos emprendedores, está siempre atento, pues es posible que aquél tipo que a las hamburguesas sea un cliente potencial, un proveedor, o tal vez te pueda conectar con otra persona que contribuya a tu crecimiento empresarial.

Es necesario hablar de uno mismo y expresar lo que necesitamos:

empresario-desde-la-universidad

Otros dos aspectos importantes y que mucha gente olvida es que es necesario hablar de uno mismo y expresar lo que necesitamos, así es, debemos mostrarle a las personas en qué somos buenos, qué sabemos hacer, a quiénes conocemos.

Ya que como dijimos anteriormente, así como queremos que nos ayuden uno debe esforzarse para contribuir al crecimiento de los demás. Y cuando expresamos lo que necesitamos la gente estará presta a apoyarnos.

Así pues no creas que tener muchos contactos es malo, por el contrario, contar con una red extensa de personas es muy beneficioso tanto para ti como para el prójimo.

Lo más importante es ser sinceros, mostrarle al mundo lo que necesitas, lo que puedes aportar y algo muy importante es agradecer por la ayuda, y qué mejor agradecimiento que mostrar los avances de tus ideas y emprendimiento.

Así que adelante, organiza un asado, atrae gente, y grítale al mundo que estás aquí para ganar.

5 tips básicos para optimizar tu presencia en redes sociales

5 tips básicos para optimizar tu presencia en redes sociales

1. El que mucho abarca, poco aprieta: Es frecuente que los emprendedores queramos estar en todas las redes y terminemos estresándonos por la gran cantidad de contenidos que hay que generar, replicándolos o, peor aún, no publicando nada.

Pensá en tu público. ¿Qué redes usa? Pensá en tus contenidos: ¿Cuál de las redes contará mejor lo que querés comunicar? Por ejemplo, si tenés un emprendimiento de indumentaria joven y querés involucrar a tus consumidores en el proceso creativo, Instagram con su feed e historias no puede faltar. En cambio, si tenés una venta de productos de panificación, quizás lo que necesitás es una pagina en facebook.

2. Planificación: Es conveniente armar un calendario de contenidos. Esto te va a permitir ahorrar tiempo, elegir con mejor criterio qué publicar y tener tiempo extra para generar contenidos en tiempo real, sumándote a tendencias acorde a tu marca. Recordá que Facebook, desde su propia plataforma, e Instagram, con herramientas como Onlypult, por ejemplo, permiten programar los contenidos con mucha antelación.

3. Fotos: Existen bancos de imagen gratuitos con un amplio catálago (Unsplash y Pexels, por ejemplo). Si te animás a sacar tus propias fotos, tratá de hacerlo con luz natural.

4. Horarios: Pudiendo programar, el horario no es una excusa. ¿Cuándo se conecta tu público? Facebook te permite analizar en sus estadísticas los horarios de conexión de tus seguidores. Además, pensá, en función del objetivo, cuándo conviene contactarlos. Por ejemplo, si tenés un e-commerce de ropa de niños, probablemente sea una buena idea hacerlo a la noche, cuando los chicos se durmieron y los padres tienen tiempo de conectarse.

5. Textos: Tratá de que sean lo más cortos posible y pedí solo una acción por publicación. ¿Querés que respondan a una pregunta? ¿Que voten? ¿Buscás redireccionarlos a un link? Recordá que si los llevás a otro lado a través de un enlace, quizás no vuelvan, por lo que te recomendamos ponerlos al final.

#YAPA: Probá, medí, volvé a probar. Las redes te permiten mucha flexibilidad.

10 Tips para emprender

10 Tips para emprender

Te damos algunas ideas de como mantener tu emprendimiento, siempre al día.
1. Domina tu mercado: Para Eduardo Badillo Jordán, director de administración y finanzas de inQba, se trata del primer paso que hay que dar antes de emprender. De esta manera, sabrás con detalle lo que sucede en el medio en donde se desarrollará tu negocio. Enfócate en tu sector y detecta cuál es la oferta existente. Con base en esta investigación, desarrolla tu “ventaja única de compra”, la cual responderá esta pregunta que seguramente te hará el cliente: ¿por qué comprarte a ti? La respuesta debe incluir tanto las ventajas como los beneficios que distinguen a tu empresa frente a los demás.
2. Elabora un plan de negocios: La simple idea puede resultar complicada, sin embargo, es más sencillo de lo que crees. En este documento debes incluir los objetivos de tu empresa (a corto, mediano y largo plazo), las estrategias para conseguirlos, la estructura de la organización, el presupuesto que requieres para financiar tu proyecto y soluciones para resolver problemas futuros. Tener un plan por escrito te ayudará a mantener tus metas claras, podrás atraer inversionistas, solicitar créditos y facilitarás la integración y capacitación de nuevos elementos a tu equipo de trabajo. Actualízalo mínimo dos veces al año.
3. Define quién es tu cliente: Estudia el comportamiento y los patrones de consumo de tu mercado meta o target. Por ejemplo, el ritmo de vida y los tiempos de traslado en las ciudades no permiten que las personas vayan a comer a casa. A partir de esta situación, puedes concluir que hay una oportunidad de negocios en ofrecer alimentos saludables con servicio a oficinas. Para facilitar la tarea de identificar a tus consumidores potenciales, considera variables como género, edad, nivel socioeconómico y ubicación geográfica, así como escolaridad y estilo de vida. La recomendación de los expertos de inQba es saber a qué segmento quieres dirigirte y, posteriormente, definir el subgrupo o nicho que podría interesarse por tu producto o servicio. “Hay oportunidades en todos lados”, asegura López Estrada.
4. Escucha a tus futuros compradores: La clave para que una empresa sea bien recibida en el mercado está en darle al cliente lo que necesita. ¿Sólo eso? No. Lo ideal es superar sus expectativas. Uno de los errores más comunes es creer que tu negocio será un éxito sólo porque a ti te gusta. Por ejemplo, abrir una tienda de videojuegos en una zona donde la mayoría de la población tiene más de 50 años.
5. Analiza a tu competencia: Según el Centro de Consultoría e Innovación Empresarial y Financiera del Tecnológico de Monterrey, ocho de cada 10 emprendedores pasan por alto a los “competidores” como un factor a evaluar. Esto sucede básicamente porque el empresario tiene una gran autoestima y se olvida de que existen otros actores en el mercado. Así que tu misión es estudiar lo que hacen otros negocios del mismo giro en donde te encuentras. Analiza sus características y verifica si de verdad satisfacen las necesidades de los consumidores. Si quieres posicionarte entre las mejores opciones, tienes que diferenciarte del resto. No se trata de descubrir el hilo negro, sino más bien de atreverte a innovar pero sin perder de vista a tu principal objetivo: el clienteimportante es crear una campaña efectiva para dar a conocer tu producto o servicio entre los compradores potenciales. Badillo Jordán aconseja utilizar la estrategia de las cuatro P’s de la mercadotecnia: producto, precio, promoción y plaza.
7. Invierte en tecnología: Una computadora –ya sea de escritorio o portátil– es una herramienta básica para emprender. Con ella puedes elaborar tanto tu plan de negocios como el de mercadotecnia, integrar bases de datos y hasta hacer proyecciones financieras. Y si te encuentras gran parte del día fuera de la oficina, ahora también puedes adquirir un smartphone o teléfono inteligente, el cual te permite revisar tu correo electrónico de forma permanente, entre otras funciones. Por otro lado, las aplicaciones en línea como Facebook, Twitter, YouTube y blogs te llevarán de la mano para encontrar nuevos consumidores, mantenerte en contacto con ellos y darles un mejor servicio. Otra tendencia en tecnología que ya se suma y que promete ser de gran utilidad es el mobile marketing que consiste en el envío de mensajes vía celular para promocionar tu marca.
8. Busca asesoría y capacitación: “Recuerda que mientras más preparado estés, mejores oportunidades de crecimiento habrá para ti”, aconseja López Estrada. Hoy como emprendedor ya no estás solo; existen varias organizaciones que te apoyan para desarrollar tu proyecto, ser un buen líder, ganar clientes y obtener financiamiento. Aquí algunas opciones.
9. Crea alianzas estratégicas: Haz una autoevaluación donde te preguntes lo siguiente: ¿Qué ofreces? ¿Hasta dónde quieres llegar? ¿Cómo quieres lograrlo? ¿Qué necesitas para hacerlo? Esto te permitirá identificar tus fortalezas, debilidades y áreas de oportunidad. Con base en esta información, podrás determinar si necesitas un inversionista, socio o distribuidor para fortalecer tu empresa. Asiste a ferias, exposiciones, convenciones o participa en redes de negocios para conocer otras compañías afines.
10. Forma un equipo productivo: Una empresa nace y crece gracias a sus colaboradores. Por lo que tu misión es integrar un grupo plural, en donde cada miembro del equipo aporte su talento para aumentar la productividad de las diferentes áreas de la organización. También es importante que escuches y tomes en cuenta las ideas de tus trabajadores. Y por supuesto, crea un plan de carrera individual para desarrollar al máximo las capacidades de todo el personal.